El Real Club Náutico de Valencia adapta sus medidas de salud y seguridad para abrir su escuela de vela este verano.

Tras el levantamiento de las restricciones de movilidad y el regreso a la “nueva normalidad”, la práctica de la vela, y el deporte al aire libre se anticipan como una de las opciones que ofrecerán mayor seguridad a los consumidores durante el próximo verano. Por ello el Real Club Náutico de Valencia ha decidido abrir de nuevo su escuela de vela este verano, adoptando protocolos especiales de salud y seguridad.

La primera medida ha sido la de controlar el aforo y reducir el ratio de alumnos por embarcación y curso, por lo que las plazas de el campus de verano serán limitadas y adjudicadas por riguroso orden de matrícula. También se promoverán medidas de higiene personal como el lavado de manos y se desinfectarán sistemáticamente las instalaciones, así como el material y las embarcaciones después de cada uso.

“Todos tenemos muchas ganas de volver a ver la base de regatas con el buen ambiente que la caracteriza y volver a llenar el mar de velas, pero somos conscientes de que para que esto tenga lugar debemos ser precavidos. Hemos trabajado en protocolos e imaginado los diferentes escenarios para poder reabrir y dar servicio en las mejores condiciones de seguridad posibles”, aseguran desde la escuela e vela del club.

El campus de verano, que estará abierto entre el 22 de junio y el 4 de septiembre, incluyendo el mes de agosto, se ha programado cumpliendo con las medidas propuestas por el gobierno y el Consejo Superior de Deportes y siguiendo las recomendaciones de la Real Federación Española de Vela y de la Federación de Vela de la Comunidad Valenciana, que se han adaptado a las particularidades de las instalaciones y actividades del club.

Más información en www.rcnv.es