The Real Club Náutico de Valencia adapts its health and safety measures to open its sailing school this summer.

After the lifting of mobility restrictions and the return to the “new normal”, the practice of sailing and outdoor sports are anticipated as one of the options that will offer greater safety to consumers during the coming summer. For this reason, the Real Club Náutico de Valencia has decided to reopen its sailing school this summer, adopting special health and safety protocols.

La primera medida ha sido la de controlar el aforo y reducir el ratio de alumnos por embarcación y curso, por lo que las plazas de el campus de verano serán limitadas y adjudicadas por riguroso orden de matrícula. También se promoverán medidas de higiene personal como el lavado de manos y se desinfectarán sistemáticamente las instalaciones, así como el material y las embarcaciones después de cada uso.

“Todos tenemos muchas ganas de volver a ver la base de regatas con el buen ambiente que la caracteriza y volver a llenar el mar de velas, pero somos conscientes de que para que esto tenga lugar debemos ser precavidos. Hemos trabajado en protocolos e imaginado los diferentes escenarios para poder reabrir y dar servicio en las mejores condiciones de seguridad posibles”, aseguran desde la escuela e vela del club.

El campus de verano, que estará abierto entre el 22 de junio y el 4 de septiembre, incluyendo el mes de agosto, se ha programado cumpliendo con las medidas propuestas por el gobierno y el Consejo Superior de Deportes y siguiendo las recomendaciones de la Real Federación Española de Vela y de la Federación de Vela de la Comunidad Valenciana, que se han adaptado a las particularidades de las instalaciones y actividades del club.

Más información en www.rcnv.es