“Nunca es demasiado tarde o pronto para subirse en un barco”. Esto es algo que sabe bien el equipo deportivo del RCN Valencia, que se enfrenta ahora al reto de replantear la navegación en sus aguas y el funcionamiento de la escuela de vela de cara a la desescalada del confinamiento.

La vela se anticipa como uno de los deportes que capaces de garantizar mayor seguridad, ya que ofrece la posibilidad de practicarlo de forma individual, por parejas, en familia o en equipos muy reducidos, siempre al aire libre y con mínimo o nulo contacto con el exterior.

Alejando Villacorta y Diego Yubero, responsables de la Escuela de vela y base de regatas del Real Club Náutico de Valencia, explican cómo esta planteada la vela base en el club.

¿Cómo planteáis el regreso al mar?
Todos tenemos muchas ganas de volver a ver la base con el buen ambiente que nos caracteriza y volver a llenar el mar de velas, pero somos conscientes de que para que esto tenga lugar debemos ser precavidos. Estamos trabajando en protocolos e imaginando los diferentes escenarios para poder reabrir y dar servicio en las mejores condiciones de seguridad posibles. Por las últimas informaciones oficiales que nos llegan parece que ya se acerca el momento de volver a navegar juntos, a medida que tengamos más información os mantendremos comunicados.

¿A partir de qué edad recomendáis empezar a navegar?
Nunca es demasiado pronto o tarde para subirse a un barco a navegar, otra cosa es si queremos aprender a navegar, ya que hasta los 7 años difícilmente será adquirible el gesto técnico. En esta línea el club apuesta por una escuela de verano para los más pequeños, a partir de 4 años, donde ya van saliendo a navegar en días tranquilos. Por lo que respecta a la escuela de vela, los campus y cursos que ofrecemos son para alumnos a partir de 7 años y sin edad límite.

¿Hacen falta habilidades especiales?
La vela no requiere ningún tipo de habilidad especial, a no ser que quieras ser deportista de élite. Es un deporte que te permite disfrutar en diferentes velocidades e intensidades, si no quieres colgarte es tan fácil como amollar vela y volver a puerto, será cada uno el que ponga sus límites y exigencias.

¿Qué es lo primero que le enseñáis a un niño que llega a la escuela?
En la escuela de vela consideramos que lo primero es aprender a pasárselo bien y a disfrutar navegando. Por eso nuestros primeros esfuerzos van encaminados a dominar el barco y a dominar nuestras emociones. Al principio puede parecer que sea el barco el que nos domine, pero para eso está el técnico con nosotros a bordo, para enseñarnos a controlar el barco y para hacernos sentir cómodos en la caña.

¿Cuáles son los principales valores que aporta la vela a los niños?
El primer contacto con el mar en la escuela es en un barco colectivo, a bordo aprendemos el trabajo en equipo y el respeto, resolviendo conflictos y asignado los diferentes roles. Siempre se ha dicho que en la vela se trabaja la humildad, es cierto que quizás algunos regatistas no la sepan exteriorizar de la mejor manera, pero en todo caso seguro que algún chubasco o racha en su día sí que ayudó a ponerlos en su sitio. En cualquier caso, si bien una buena racha quizás nos hizo volcar un día, también hay que reconocer que fue ella quien nos ayudó a aprender a volver a adrizar y a seguir navegando con más fuerza. El respeto por el medio que nos rodea y la naturaleza es otro de los principales valores que vienen innato al hecho de navegar.

Hacerles volcar cuando entrenan, ¿sí o no?
En este punto nos gusta diferenciar un entreno de un curso, cuando entrenamos lo hacemos con alumnos experimentados y con ganas de sacar el máximo rendimiento a su embarcación y a ellos mismos, para ellos una volcada no es más que una pequeña piedra en el camino. Cuando llega un alumno nuevo a la escuela lo último que queremos es que se asuste y que no vuelva, por ello vamos poco a poco superando sus miedos. Cuando el alumno ya conoce su embarcación y sus límites le enseñamos a desvolcar la embarcación, ya que es una habilidad que debe conocer antes de poder navegar solo.

¿Una anécdota o consejo?
Un consejo. Como buena escuela de vela vamos a hacer hincapié en el tópico, la mar se merece respeto. Antes de salir a navegar uno debe conocer sus límites y los de su embarcación, así como una previsión meteorológica adaptadas a la zona que navegará. Todo eso y mucho más lo puedes aprender con nosotros, así que os animamos a venir a navegar con nosotros!