Ambas entidades centenarias han firmado un acuerdo que amplía la oferta de actividades y servicios para los socios de ambas instituciones

La Real Sociedad Valenciana de Agricultura y Deportes y el Real Club Náutico de Valencia, dos de las sociedades con más historia de la ciudad de Valencia han firmado un acuerdo de colaboración para que los socios de ambas instituciones puedan utilizar las sedes sociales de una y otra entidad, y disfrutar por igual de las actividades que ambos desarrollan.

De este modo, a partir del próximo 1 de marzo, los socios de ambas instituciones podrán disfrutar de una mayor oferta de espacios y servicios. Gracias a esta alianza, los miembros del club náutico podrán disponer de una sede social en el centro de la ciudad, y los socios del Casino de la Agricultura disfrutarán de instalaciones deportivas y de ocio junto al mar como piscina, pistas de tenis y pádel o gimnasio, entre otros.

Los presidentes de ambas instituciones, Manuel Sánchez Luengo de la Real Sociedad Valenciana de Agricultura y Deportes y Alejandro Fliquete Cervera por parte del Real Club Náutico de Valencia, firmaron este acuerdo entre dos entidades históricas.

Con más de 150 años de vida, la Real Sociedad Valenciana de Agricultura y Deportes desarrolla numerosas actividades sociales, culturales y empresariales que fomentan la relación entre sus asociados. Cuenta con una sede social de 3.000 m2 distribuidos en un edificio de cinco plantas en pleno centro de la ciudad con restaurante, cafetería, bar de socios, varios salones de reuniones, un salón de actos y exposiciones, una sala de juntas, una biblioteca, así como salas de bridge y canasta.

Por su parte, el Real Club Náutico de Valencia es una asociación privada deportiva que desde 1903 fomenta la cultura y las actividades que tienen el mar como medio. Sus instalaciones, situadas junto a la nueva desembocadura del río Turia y a sólo diez minutos del centro de la ciudad, cuentan con una piscina olímpica al aire libre, pistas deportivas, restaurantes, chiringuitos y cafeterías.

Ambas instituciones se complementan entre sí y enriquecen el proyecto que llevan a cabo para con sus asociados.