Dos marinas de lujo de Baleares se quedan por un millón la base de megayates del Náutico

Dos marinas de lujo baleares se quedan por un millón la base de megayates del Náutico

puerto-valencia-U213734463450bKG--624x385@Las Provincias-LasProvincias (1)

El presidente de la entidad celebra la llegada de un «inquilino de cinco estrellas» para gestionar la ampliación del recinto de Valencia

LAS PROVINCIAS.I. HERRERO

valencia. Los más de 200 amarres para yates de la ampliación del Real Club Náutico de Valencia tienen nuevo dueño. Finalmente serán los propietarios de las marinas de lujo Puerto Portals y Formentera Mar quienes tomen las riendas, por un millón de euros, de la expansión proyectada al calor de la Copa América por una filial de la histórica constructora valenciana Cyes.

La mercantil Valencia Yacht Base, que planteó la ampliación del Náutico de Valencia para intentar atraer a los megayates que visitaron la costa valenciana con motivo de las regatas de 2007, se vio abocada al concurso de acreedores -antigua suspensión de pagos- años después, ahogada por la crisis y las deudas de un ambicioso proyecto que no obtuvo el éxito esperado, incapaz de mantener el tirón cuando la competición se marchó de Valencia.

Esa obra, ideada con un presupuesto inicial cercano a los noventa millones de euros, se quedó a medio camino, con buena parte de los 236 amarres construidos, vacíos.

En 2011, Cyes estaba ya desligada de la gestión de la compañía de la que era accionista única, que quedó en manos de un sindicato bancario liderado por Banco Santander y, tres años después, el juez declaró el concurso de acreedores de Valencia Yacht Base y encomendó su gestión a una administración concursal.

Esa complicada etapa coincidió con la llegada a la presidencia del Náutico de Julián Vico, que cuatro años después celebra el desenlace de una zona del recinto que recibió en concurso de acreedores y donde, a partir de ahora, contarán con «un inquilino de cinco estrellas».

Una vez descartados los dos postores que se impusieron en el concurso, fueron los propietarios de las exclusivas marinas Puerto Portals, ubicada en Mallorca, y Formentera Mar, quienes se impusieron en la puja posterior y lograron adjudicarse los derechos de explotación de esos amarres hasta 2030, año en que expira la concesión del club.

En declaraciones a LAS PROVINCIAS, Vico valora el reciente cierre de esta operación, que permitirá al Real Club Náutico de Valencia recuperar más de un millón de euros que le debía la anterior gestora y relanzar un espacio en cuyo potencial asegura haber creído siempre, a pesar de las dificultades planteadas por parte de la junta, más escéptica acerca de la posibilidad de atraer a un gestor externo potente.

Nueva etapa

Esa zona, hasta ahora «en funcionamiento bajo mínimos» y operada por la administración concursal con el respaldo del club, en seis meses podría estar en marcha bajo las riendas de sus nuevos gestores, que apuestan por volcarse en las medias esloras. Ya no en los grandes yates, sino en embarcaciones de recreo, de hasta veinte metros, las más habituales en aguas valencianas.

Es de esperar que exporten el modelo de negocio implantado en Baleares, el de una marina con dotación terciaria para darle servicio, revitalizada con inversión en mejoras.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. CERRAR